CLOUD = AHORRO
ENTRE EL 40% Y 60% DE AHORRO DE EXPLOTACIÓN

La optimización de recursos y la flexibilidad no son los únicos beneficios que obtienen las empresas que implantan la informática en la nube. El ahorro es el factor decisivo a la hora de comparar informática tradicional contra informática en la nube. Coste, inversión y riesgo contra facilidad, flexibilidad y servicio.

La informática tradicional requiere un gasto en equipos, mantenimiento y actualización que impide en muchas ocasiones poder tener liquidez para emprender o mejorar el negocio. Además, incluye asumir el riesgo sobre todos los equipos e infraestructura.

La solución que ofrece la informática en la nube no sólo aporta facilidad de implantación y uso, sino que además incluye en un cómodo gasto mensual el coste de toda la infraestructura informática, licencias y mantenimiento, pudiendo ser este gasto flexible a las necesidades del momento.

La informática en la nube se adapta a la empresa, recursos y atención necesaria para permitir que todo el esfuerzo, tanto de profesionales como económico, se centre en el negocio.

Con un simple estudio se puede valorar la situación y necesidades exactas de una empresa y crear un proyecto de virtualización que permita alcanzar ahorros de mantenimiento e infraestructura de entre el 40 y el 60% anuales.

Todo el tiempo, esfuerzo y dinero deben estar en lo más importante, tu negocio.

Ahorra con el cloud